Inicio General

1. Venid fieles todos, a belen vayamos gososos, triumpfantes y llenos de amor, y al rey de los cielos  humilde veremos.**

2. En pobre pesebre yace  el reclinado, al mundo ofreciendo eterna salvacion . Al santo Mesias. el verbo humanado, **

3. Cantad jubilosas,  celestes criaturas: resuenen los cielos con vuestra cancion . ! Al Dios bondadoso gloria en las alturas!**

4. Jesus, celebramos tu bendito nombre con himnos solemnes de   grato loor por siglos etermos la humanidad te honre .**

El camino q lleba a Belén
baja hasta el valle q la nieve cubrio
los pastorcillos quiere ver a su réy
le traen regalos en su humilde zurron
ropopopon ropopopon

A nacido en un portal de Belén
el niño dios
yo quiciera poner a tus pies
algun presente q te agrade señor
mas tu ya sabes q soy pobre tambien
y no poseo mas q un viejo tambor
ropopopon ropopopon

en tu honor frente al portal tocare
con mi tambor auuuuu!

cuando dios me vio rockeando ante el me sonrio
auuuuuuuu

En el profundo silencio,
en la inmensa oscuridad,
un niño recién nacido
llora con voz celestial,
para anunciar a los vientos
a las estrellas y al mar
que viene a pagar la deuda
contraída por Adán.
Llora el niño y con su llanto
pagando la deuda irá.

Tan desmesurada es ella,
tan fuera de lo normal,
que sólo un ser infinito
la podría solventar;
un ser como el ser que acaba
de nacer en Navidad
para devolver al mundo
la vida y la libertad.
Llora el niño y con su llanto
la deuda pagando va.

Venid, venid fieles
ha nacido el Niño
Jesús, nuestro Salvador,
venid a Belén.

El Rey del Cielo
ha venido al mundo.

Venid a contemplarle
venid y adoradle,
venid y adoradle
es nuestro Señor.

Venid a contemplarle
venid y adoradle,
venid y adoradle
es nuestro Señor.

Vamos, vamos, vamos, vamos pastorcitos,
vamos, vamos, vamos, vamos a Belén
y veremos todos al Dios del amor
con el perfume del alma
y los homenajes de la adoración (bis)

En el portal de Belén, hay estrellas, sol y luna
la Virgen y San José, la Virgen y San José
y el niño Dios en la cuna.

Vamos, vamos, vamos, vamos pastorcitos,
vamos, vamos, vamos, vamos a Belén
y veremos todos al Dios del amor
con el perfume del alma
y los homenajes de la adoración (bis)

¡Síguenos!